lunes, 6 de diciembre de 2010

frío

El calor dura exactamente lo mismo que la felicidad,
se me esfuma si no estás a mi lado y me sonríes cada mañana,
se me esfuma cuando los días pasan sin verte,
entonces todo mi mundo se derrumba a mis hombros y comienzo a pensar...

Eso es lo malo, pensar demasiado.
Quiero que vacíes mi cabeza de pensamientos de nuevo.